Diario Patria
FCSE

La fiebre del crimen: atraco con rehenes y una policía feroz


Más información

La Policía mata a tiros a un atracador durante el asalto a un supermercado de Sevilla

Es la muerte en directo.

Los atracadores exigen a gritos un coche para huir y amenazan reiteradamente con matar a los rehenes, cuyas vidas parecen importar muy poco a los expeditivos agentes de Policía.

Y al final, cadáveres regados por el suelo.

El homicidio en América Latina puede describirse como una epidemia.

El fenómeno suele atribuirse a problemas económicos, pero el crimen aumentó durante el boom de materias primas que la región tuvo en la década pasada, cuando bajaron los índices de pobreza.

A menudo se habla de escasez de gasto público en seguridad, pero este rubro como proporción del gasto público total en Latinoamérica es casi el doble de la media del mundo desarrollado, según el Banco Interamericano de Desarrollo.

Otro argumento que suele esgrimirse es que falta «mano dura» contra el crimen, pero la población carcelaria en las Américas (sin incluir a Estados Unidos) creció 121% desde el 2000 según el informe mundial sobre prisiones (World Prison Brief, del ICPR) y el baño de sangre crece.

No hay uno solo, sino varios factores detrás de la ola de violencia que sufre la región, advierten los expertos.

Uno de ellos es el crimen organizado, que desde el 2000 causa la misma cantidad de muertes en todo el mundo que los conflictos armados, según el estudio de la Unodc.

Y esto afecta especialmente a los latinoamericanos.

En América Latina ahora es donde el crimen organizado y las pandillas son más violentos y esto puede influir entre 25% y 70% de todos los homicidios a lo largo del continente.

Pero su mayor letalidad en Latinoamérica es asociada a la disputa entre o dentro de esos grupos por un negocio lucrativo: el narcotráfico en la única región del mundo donde se produce cocaína.

En la lucha por una tajada de ese mercado entran desde los carteles de Colombia y México hasta las maras de Centroamérica.

Una información de Periodista Digital

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More