Diario Patria
ECONOMÍA

MásOrange descarta dividendos para bajar deuda y prevé 4.000 millones de inversión


MásOrange pretende reducir las ratios de deuda y para ello descarta repartir dividendos entre sus accionistas durante los tres primeros años. El grupo resultante de la fusión de Orange y Másmóvil prevé una inversión de 4.000 millones de euros en tres ejercicios, especialmente en despliegue de fibra, pues espera alcanzar otros 6 millones de hogares más. La compañía ha elevado hasta los 500 millones de euros las sinergias previstas a partir del cuarto año por los ahorros en la unificación de las redes o en los gastos comerciales.

El grupo resultante nace con una deuda relevante de 12.500 millones de euros. El consejero delegado del grupo, Meinrad Spenger, ha defendido en la presentación del nuevo proyecto el compromiso con una política estricta en lo financiero para reducir lo antes posible el ratio respecto al resultado bruto de explotación (Ebitda) por debajo de la barrera de las 3,5 veces. Esto obliga a evitar los dividendos entre los accionistas -el grupo Orange junto a los tres fondos de capital riesgo propietarios de Másmóvil- durante los tres primeros ejercicios. “Tenemos la financiación asegurada para este Capex incremental”, ha apuntado Spenger.

En el lado de la inversión, el grupo ha prometido unos 4.000 millones de euros durante los próximos tres años. El Capex conjunto de ambos grupos es de unos 1.200, pero según ha apuntado Spenger hay un “componente comercial muy alto” por lo que si se elimina el “robo de clientes” entre ambos grupos que se ha ido manteniendo en los últimos años de competencia podrá desembolsar más en infraestructuras. 

Aunque aún no se ha podido llevar a cabo un nuevo plan estratégico ni un presupuesto específico -prometen hacer crecer los ingresos pero no se ha establecido un objetivo específico-, el grupo espera desplegar 6 millones de hogares más de fibra óptica en España pasando de los 17 millones actuales entre ambos hasta los 23 millones, un nivel muy similar al que hoy tiene Telefónica en el país. 

La unión tiene un objetivo claro: mejorar la capacidad de inversión gracias a un ahorro significativo de costes “superfluos” como las duplicidades de redes, ubicaciones o gastos comerciales. En un primer momento se habían previsto unos 450 millones de euros anuales a partir del cuarto ejercicio. Se ha elevado hasta el entorno de los 500 millones de euros después de los primeros ajustes tras el análisis ejecutado en estos primeros compases como grupo conjunto.

En esos ajustes no se incluyen los costes laborales. El consejero delegado de MásOrange ha descartado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con despidos forzosos entre la plantilla de 8.500 trabajadores. Pero sí que ha dejado la puerta abierta a salidas voluntarias, con prejubilaciones y otras medidas. No se ha puesto sobre la mesa una cifra, ni ningún objetivo y se analizará a partir de ahora.

Una información de LA INFORMACIÓN – Lo último

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More