Diario Patria
ECONOMÍA

El ministro de economía defiende la entrada en Telefónica



El Ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, ha defendido la decisión del Gobierno de adquirir una participación en el capital de Telefónica, argumentando que aunque España es receptiva a la inversión extranjera, no es ingenua respecto al impacto que esta puede tener. 

Además, Cuerpo destacó la necesidad de proteger los intereses estratégicos de la economía española, señalando ejemplos como Francia, Alemania e Italia, donde los gobiernos tienen presencia en las principales compañías de telecomunicaciones.

Respecto al crecimiento económico, el Ministro expresó satisfacción por la previsión del 2% del PIB para este año, indicando que esto refleja la solidez de la economía española. Destacó que el crecimiento del 2,5% proyectado para 2023 está significativamente por encima de la media de la zona euro y que el último trimestre del año anterior experimentó una aceleración, lo que augura un efecto positivo para 2024.

En cuanto a las perspectivas de crecimiento para 2024, Cuerpo hizo hincapié en el consumo privado, anticipando un aumento a medida que los hogares recuperen su poder adquisitivo tras la reciente inflación. Subrayó que la moderación de la inflación y el crecimiento salarial están contribuyendo a esta recuperación, lo que se refleja en datos positivos de ahorro.

Sobre los Presupuestos Generales del Estado, el Ministro destacó su importancia como marco para las prioridades de política económica, aunque afirmó que la prórroga para 2024 de los presupuestos expansivos de 2023 no obstaculizará las inversiones necesarias. Señaló que se realizarán ajustes presupuestarios según sea necesario.

Cuerpo también mencionó el compromiso del Gobierno con la ayuda a los jóvenes para su emancipación, especialmente a través de medidas para facilitar el acceso a viviendas asequibles. En cuanto a la gestión fiscal, destacó el cumplimiento de los objetivos de déficit y deuda, anticipando una reducción progresiva en los próximos años y subrayando la capacidad del presupuesto prorrogado para cumplir con estos objetivos.

La decisión de que el Gobierno participe de manera más activa en el capital de las telecomunicaciones va a permitir un control estratégico. Al aumentar la participación en el capital de Telefónica, España puede ejercer un mayor control sobre la empresa que es clave en el sector de las telecomunicaciones. Esto le permite proteger sus intereses estratégicos en el ámbito nacional e internacional. Esto podría traducirse en una mayor capacidad para influir en decisiones empresariales importantes, alineándolas con los objetivos económicos y sociales del país.

Asimismo, el Gobierno podrá conseguir un mayor control sobre Telefónica que permitiría abogar por políticas que protejan los derechos de los consumidores, como la mejora de la calidad de los servicios y la garantía de tarifas justas. Esto podría beneficiar a los ciudadanos españoles al asegurar un mejor acceso a los servicios de telecomunicaciones y una atención al cliente más satisfactoria.

Aunque por otro lado un aumento en la participación del gobierno en el capital de Telefónica podría percibirse como un exceso de intervencionismo estatal en la economía, lo que podría desalentar la inversión extranjera y reducir la confianza de los inversores en el país. Esto podría afectar negativamente al clima de negocios y a la competitividad de España en el ámbito internacional.

Existe el riesgo inevitable de que la inversión en Telefónica no genere los rendimientos esperados, lo que podría resultar en pérdidas financieras para el Gobierno y los contribuyentes españoles. Esto podría comprometer la estabilidad financiera del país.

Una información de Últimas noticias – esdiario.com

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More