Diario Patria
ECONOMÍA

El escaso crecimiento obliga a Francia a subir su previsión de déficit al 5,1% del PIB


El Gobierno francés ha revisado al alza el nivel de déficit público esperado para 2024 hasta un 5,1% del Producto Interior Bruto (PIB). Esta subida es consecuencia de la previsión de números rojos en las cuentas públicas para este ejercicio, las malas cifras de 2023 y el débil crecimiento. Así lo ha anunciado este miércoles el Ejecutivo de Emmanuel Macron al presentar los principales parámetros de su Programa de Estabilidad para el periodo de 2024 hasta 2027, un año en el que sigue confiando en dejar ese déficit por debajo del límite del 3% del PIB que fija el Pacto de Estabilidad, en concreto en el 2,9%.

En 2023, ese déficit se desbocó hasta el 5,5%, cuando lo previsto era el 4,9%, debido a que la actividad económica avanzó menos de lo anticipado (el PIB tan solo creció un 0,9%), lo que se tradujo en 21.000 millones de euros que no llegaron a las arcas públicas. El presupuesto de 2024 se había elaborado con una hipótesis de una subida del PIB del 1,4%, pero en marzo el Gobierno tuvo que admitir que eso no será posible y rebajó sus expectativas al 1%. Eso también invalidaba el déficit del 4,4% que figuraba en ese mismo presupuesto y que había quedado caduco.

Implica un recorte del gasto público de 20.000 millones

El 5,1% de déficit estimado ahora exige, además, un recorte del gasto público de unos 20.000 millones de euros, la mitad de los cuales ya fueron decididos con un decreto de ajuste. Para los otros 10.000 millones, el Ministerio de Economía y Finanzas indicó hoy que procederá a una congelación adicional por unos 5.000 millones de euros en las cuentas de la Administración del Estado, otros 2.500 millones en las de las administraciones locales y el resto con impuestos para sectores “muy particulares”.

En concreto, se está estudiando un gravamen a los beneficios excepcionales de las energéticas y una tasación de las compras de acciones propias que deciden muchas empresas para remunerar a sus accionistas. El Programa de Estabilidad francés se presentará en Consejo de Ministros el 17 de abril y será enviado alrededor de una quincena de días después a la Comisión Europea para iniciar una discusión que se prolongará durante varios meses, probablemente hasta otoño.

Europa podría abrir un procedimiento

El departamento de Economía y Finanzas admitió que con un 5,1% del PIB, Bruselas podría abrir un procedimiento por déficit excesivo, pero se esforzó en subrayar que el diálogo con la Comisión Europea no ha comenzado y que las nuevas reglas del Pacto de Estabilidad nadie sabe todavía cómo van a funcionar y ofrecen flexibilidad.

De acuerdo con las proyecciones del Ejecutivo francés, el crecimiento económico se irá recuperando en los próximos años, con un 1,4% en 2025, un 1,7% en 2026 y un 1,8% en 2027, con una deuda que irá bajando al 2,5% este año y al 1,7-1,75% los tres años siguientes. En cuanto a la deuda pública, se prevé un aumento, del 110,6% del PIB en 2023 al 112,3% en 2024 y al 113,1% en 2025. A partir de entonces, debería disminuir muy ligeramente, al 112% del PIB en 2027.

Una información de LA INFORMACIÓN – Lo último

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More