Diario Patria
DELINCUENCIA IMPORTADA

Un marroquí con antecedentes prende fuego a la antigua cárcel de Palma con todos sus okupas dentro


Un hombre marroquí de 33 años de edad y con numerosos antecedentes policiales ha sido detenido por agentes de la Policía Nacional tras prender fuego mientras iba borracho a la antigua y abandonada cárcel de Palma, ubicada en la carretera de Sóller, con todos los okupas en su interior.

Los hechos ocurrieron concretamente durante la noche del pasado jueves cuando una llamado avisó al 091 de que se había producido un incendio en este antiguo edificio de la capital balear. Al llegar al lugar, los agentes observaron humo en la segunda planta de la prisión y el fuego que salía por una ventana.

De repente salió un individuo en claro estado de embriaguez que llevaba consigo dos mecheros y una  botella con un líquido. Además, ofreció a los agentes de la Policía Nacional versiones contradictorias sobre lo que había ocurrido en la antigua prisión palmesana.

El marroquí llevaba consigo dos mecheros y una botella con un líquido.

Con todo, varios testigos de los hechos aseguraron que este ciudadano de origen marroquí se había pasado toda la tarde de ese mismo jueves amenazando con prender fuego a las habitaciones del edificio, ya que presuntamente le habían robado sus pertenencias.

Varios okupas que habitan en la antigua cárcel de Palma se vieron obligados a salir corriendo del edificio para que no les afectara el fuego. La rápida acción de los bomberos también ayudó a que no hubiera víctimas que lamentar. De hecho, en un habitáculo totalmente cerrado se encontraron a un hombre que podría haber perdido su vida si el fuego no hubiera hubiera sido apagado con celeridad.

Por ello, la Policía Nacional procedió finalmente a la detención del marroquí de 33 años como presunto autor de un delito de daños por incendio intencionado. Cabe destacar que este delincuente lleva en sus espaldas numerosos antecedentes policiales y penales por diferentes delitos cometidos en el pasado.

Cabe recordar que los okupas, la suciedad y la venta de drogas se han adueñado por completo de la antigua prisión de Palma. El recinto, que se encuentra en un imparable estado de degradación y dejadez desde hace 25 años, es ahora uno de los principales focos de delincuencia y peleas de la capital balear, un hecho que provoca la indignación de los vecinos de la zona al ver como ha aumentado la inseguridad con el paso del tiempo.

Una información de okdiario.com

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More