Diario Patria
DELINCUENCIA IMPORTADA

Un centenar de magrebíes ataca a los Mossos en Tarragona


Un centenar de magrebíes ha atacado a los Mossos en Tarragona cuando intentaban impedir una okupación el el barrio de Torreforta de la ciudad. Los agresores llegaron a arrinconar a los policías que tuvieron que pedir refuerzos y se vieron obligados a sacar sus armas de fuego para intimidar a los magrebíes.

Los hechos tuvieron lugar ayer domingo en Tarragona, cuando una patrulla de los Mossos sorprendió a dos jóvenes cuando intentaban forzar la puerta de una vivienda para ocuparla de forma ilegal.

Al detenerlos, una turba de decenas de jóvenes la mayoría de origen magrebí comenzó a increpar a los Mossos d’Esquadra en ese barrio de Tarragona y a lanzarles todo tipo de objetos para que soltaran a los dos arrestados.

La situación alcanzó tales cotas de tensión que los policías se vieron obligados a pedir refuerzos, viéndose rodeados por casi un centenar de personas que comenzaron a provocar disturbios en la zona.

Los policías, con ayuda de sus compañeros de los antidisturbios de los ARRO tardaron más de una hora en controlar la situación que se saldó con un detenido y ningún agente herido.

Magrebí asesinado

Se trata de un nuevo y grave incidente que se suma a la situación de tensión que desde hace tiempo se vive en algunos barrios de Tarragona, especialmente desde el asesinato en Campclar de un magrebí a plena calle, de día y a vista de multitud de vecinos.

Fue el pasado tres de marzo de 2024 y el día 14 el Juzgado de Instrucción número 1 de Tarragona decretó prisión provisional para el joven acusado del crimen.

Un asesinato anunciado porque ambos protagonistas tuvieron un fuerte enfrentamiento la noche anterior al crimen. En esa pelea, el asesinado le dio un puñetazo al asesino de 19 años, que amenazó con matar a su agresor.

Disturbios por el asesinato

Algo que cumplió al día siguiente a plena luz del día. El asesino se apostó cerca del locutorio que frecuentaba el magrebí y cuando apareció por la zona le atacó a puñaladas y disparos.

Los Mossos recibieron la alerta poco antes de las 12 horas, pero cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos, Majid, de 35 años, ya había fallecido. Los testigos reconocieron fácilmente al autor del crimen en la comisaría y el agresor se entregaría días después, no antes de que se registraran multitud de disturbios en el barrio durante las protestas por la muerte del magrebí.

Una información de okdiario.com

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More