Diario Patria
CASA REAL

Zarzuela autoriza a Juan Carlos I que ‘asesore’ a Leonor sobre su formación militar


Zarzuela autoriza a Juan Carlos I que ‘asesore’ a Leonor sobre su formación militar.

Juan Carlos I aprovechará la jura de la Constitución, que la princesa Leonor protagonizará este martes en el Congreso de los Diputados, para aconsejarle sobre su formación militar. El rey emérito no ha logrado que le ‘permitan’ asistir al acto en las Cortes, pero Zarzuela sí ha aceptado que mantenga un encuentro con la heredera en El Pardo.

La ausencia de don Juan Carlos en el acto central y más institucional de esta histórica jornada se dio por descontada desde el día en que se anunció la fecha, pero la de la reina Sofía, tanto en las Cortes como luego en el Palacio Real -los dos momentos institucionales de la jornada-, lo decidió ella misma más tarde para no hacer distinciones con su marido.

El rey emérito viajará a Madrid desde su residencia habitual en Abu Dabi este martes, apenas permanecerá en la capital española unas siete horas, para estar presente en la celebración familiar, una cena en el Palacio de El Pardo, y esta misma noche se marchará de vuelta.

Hay que recordar que don Juan Carlos argumentó ante Zarzuela que su padre, don Juan de Borbón, estuvo presente en la jura del entonces príncipe Felipe, y que era una ocasión para que coincidieran las tres generaciones, pero sus razones no han sido suficientes.

Hablar sobre su formación militar

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital, por fuentes del entorno más directo de Juan Carlos I, el rey emérito podrá aprovechar este viaje relámpago a Madrid para hablar con su nieta, la princesa Leonor, sobre su formación militar.

Zarzuela ha aceptado que mantenga un encuentro con la heredera durante la celebración familiar en el Palacio de El Pardo tras la jura de la Constitución. Esa conversación sobre el paso de la princesa por las tres academia militares, que él mismo cumplió, era un deseo que el rey emérito había trasladado a sus íntimos, según confirman algunos de los más allegados, y también había llegado a La Zarzuela.

Undía antes del ingreso en la Academia Militar de Zaragoza, el 16 de agosto don Juan Carlos llamó por teléfono a la princesa para desearle suerte. En la charla, de varios minutos, el emérito preguntó a Leonor si estaba nerviosa, y si se encontraba motivada y con ganas de empezar esta nueva etapa, por la que él mismo conoció muy bien.

No pasa por alto que a la Princesa de Asturias le corresponderá un día el mando supremo de las Fuerzas Armadas. Como hizo don Juan Carlos, y lo mismo su padre, Felipe VI, el paso por las academias es la oportunidad más clara de ganarse su lealtad y respeto.

Juan Carlos I ‘asesoró’ a su hijo Felipe

Hay que recordar que Leonor ingresó el 17 de agosto en la Academia de Zaragoza, para un periodo de tres años en los centros de formación de oficiales de los tres ejércitos.

Juan Carlos I ‘asesoró’ a su hijo Felipe sobre la vida en las academias militares, antes de que ingresara en la de Zaragoza.

Desde septiembre de 1985 a julio de 1988, el actual rey se formó en la Academia General Militar de Zaragoza, en la Escuela Naval Militar de Marín y en la Academia General del Aire de San Javier. En julio de 1989, recibió los despachos de Teniente de Infantería, Alférez de Navío y Teniente del Arma de Aviación.

La autoridad en el 23-F

En la noche del 23-F, don Juan Carlos mantuvo como jefe del Estado su compromiso con la Constitución, dando las órdenes necesarias, también a los capitanes general, para que se tomaran las medidas necesarias para mantener el orden constitucional dentro de la legalidad vigente. Y compareció ante los españoles, a través de la televisión, vestido con el uniforme de capital general.

Felipe VI destacó en 2021, en el acto conmemorativo del 40º aniversario de la intentona golpista, que la “firmeza y autoridad” del rey Juan Carlos I “fueron determinantes para la defensa y el triunfo de la democracia” aquel día.

Ahora, Leonor de Borbón y Ortiz ha protagonizado uno de los actos públicos más relevantes de su vida como militar, y uno de los primeros en los que asumió un claro protagonismo institucional como heredera del Trono: la jura de bandera.

El sábado 7 de octubre, la princesa de Asturias, ya en ese momento cadete de la Academia General Militar de Zaragoza, juró bandera, igual que hizo su padre en ese centro el 11 de octubre de 1985.

Ese día, Leonor y los otros más de 400 alumnos recién ingresados en el centro de formación de oficiales del Ejército de Tierra, prestaron ante la bandera juramento o promesa de guardar y hacer guardar la Constitución, obedecer al rey y a sus jefes, y “si fuera preciso” entregar la vida por España.

Asistencia obligada

Tal y cómo se contó en ECD, don Juan Carlos defendió con cierta contundencia que debería estar presente en el juramento de Leonor ante las Cortes, porque es rey emérito, seguirá siendo rey hasta el final, y porque considera que su presencia está más que justificada, tratándose de un acto dinástico tan relevante.

Además de esgrimir el papel decisivo que desempeñó en la reinstauración de la monarquía en España, puso sobre la mesa que su padre, don Juan de Borbón, abuelo de Felipe VI, acudió al Congreso de los Diputados el 30 de enero de 1986 para presenciar el juramento del entonces Príncipe de Asturias.

“Era la ocasión para coincidir tres generaciones”, trasladó hace unas semanas con rabia a su entorno al conocer que no podría acudir al acto de Leonor en el Congreso.

Fuentes con acceso a La Zarzuela aseguran a ECD que la presencia de Juan Carlos I en el hemiciclo durante la jura, ocupando además un lugar especial, robaría protagonismo a Leonor, en un acto en el que la princesa consolida legalmente su condición de heredera al Trono. Y por eso no parece conveniente su presencia.

Un regreso más “institucional”

En cambio, desde el entorno de Juan Carlos I alegan que el evento de la jura se ciñe escrupulosamente a los términos acordados en la carta que envió a su hijo, el rey Felipe VI, en marzo de 2022, tras el archivo de las investigaciones sobre su patrimonio abiertas por la Fiscalía del Tribunal Supremo.

Recuerdan que en la misiva se comprometió a mantener su “residencia permanente” en Abu Dabi, pero trasladó que viajaría “con frecuencia” a España y que, cuando lo hiciera, se alojaría “en ámbitos de carácter privado”.

Destacan, además, que el año pasado, tras la reunión con Felipe VI en Zarzuela, a don Juan Carlos se le trasladó que sus visitas debían tener un formato muy distinto al desarrollado en su primera llegada a Sanxenxo, y así lo está cumpliendo.

Más en concreto, se le planteó que cualquier exposición mediática de futuro tendría que ser “institucional”, en un ambiente “más familiar”, y a ser posible junto a la reina Sofía. Eso se podría haber aplicado, insisten esas fuentes, en el caso de la jura de la Constitución por Leonor.

Zarzuela autoriza a Juan Carlos I que ‘asesore’ a Leonor sobre su formación militar.

Una información de Confidencial Digital :: Últimas noticias – Casas reales

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More