Diario Patria
CASA REAL

Letizia, molesta porque el episodio de Rubiales haya apagado la buena imagen que ofreció la Casa Real en Australia


  1. Momento agridulce
  2. La imagen de la Casa Real 
  3. Ausencia inglesa
  4. Se está empañando”
  5. Críticas a la politización
  6. Contacto con Hermoso
Letizia, molesta porque el episodio de Rubiales haya apagado la buena imagen que ofreció la Casa Real en Australia.

Ha pasado una semana desde que la Selección española femenina de fútbol se proclamara campeona del mundo, tras vencer a Inglaterra por 1-0 el pasado 20 de agosto. Nada hacía presagiar que tal hito deportivo se vería eclipsado por el beso de Luis Rubiales, presidente de la RFEF, a una de las jugadoras, Jennifer Hermoso.

El suceso comenzó a tomar relevancia sobre todo en las redes sociales, donde se desató una fuerte polémica, con acusaciones a Rubiales de machismo y de abuso hacia Hermoso, hasta el punto de que el presidente de la federación emitió el lunes un vídeo desde Doha, donde hicieron escala antes de llegar a Madrid, tratando de disculparse por lo sucedido.

Momento agridulce

La euforia visible de Luis Rubiales no se limitó al polémico beso. Se mostró exultante en el vestuario, comunicando a las jugadoras que iban a irse de viaje a Ibiza y a presenciar una boda con Jenni Hermoso.

Las compañeras de la jugadora que había recibido el beso bromearon en el vestuario con ese momento, mientras Salma Paralluelo hacía un directo por Instagram en el que ella (Hermoso) aclaraba cómo se había sentido: No me ha gustado, eh. ¿Pero qué hago yo?”.

Jenni Hermoso quitó entonces importancia al gesto de Rubiales, confirmando que tienen una gran relación, y asegurando que su comportamiento con todas ha sido de diez: No se puede dar más vueltas a un gesto de amistad y gratitud, hemos ganado un Mundial y no vamos a desviarnos de lo importante”, concluyó entonces.

La imagen de la Casa Real

España fue valorada muy positivamente en el resto del mundo también por la presencia de la reina Letizia en una final de fútbol histórica. Sin embargo, esta alabanza duraría poco, apagada por la polémica del beso.

De hecho, según cuentan fuentes cercanas a La Zarzuela, la reina Letizia ha mostrado su preocupación por que el beso de Rubiales haya empañado la imagen de España en Sídney.

 “Ganar un mundial de fútbol femenino no se ve todos los días, y que se vea empañado por un hecho repugnante mantiene a la reina muy pendiente de la situación, aunque en silencio”, aseguran las fuentes citadas.

Ausencia inglesa

La polémica se ha centrado en lo ocurrido entre “jefe y empleada”, es decir entre Rubiales y Hermoso, y por eso ha quedado menos destacado el hecho de que la reina Letizia se uniera a las campeonas y que se desplazara hasta Australia para arroparlas. Manteniendo con ello gran distancia con la inglesa casa Windsor, fue criticada por su ausencia en una final en la que jugaba la selección del país.

Así, la espontaneidad de doña Letizia y la infanta Sofía contrapuso a la rigidez de Carlos III y su familia.

Sin embargo, es impacto ha quedado disminuido por el suceso de Rubiales, y la familia real española se muestra preocupada por los acontecimientos que han sucedido en los últimos días porque consideran que dejan en muy mal lugar la imagen de España a nivel internacional.

Se está empañando”

Como ya adelantamos en el Confidencial Digital hace unos días, algunas jugadoras comentaron en privado su opinión sobre el gesto de Rubiales de besar en la boca a Hermoso cuando la estaba felicitando por la victoria.

Ha metido la pata y ha reconocido su error, pero manda narices: Es un momento de celebración. Hemos ganado una copa del mundo y se está empañando”, ha lamentado una de las integrantes del combinado nacional.

El malestar era notable en varias de las jugadoras, que vieron cómo la atención mediática y el debate se desviaba al beso, a la polémica de si Luis Rubiales se había propasado con Jenni Hermoso, y a un nuevo debate sobre el trato de los hombres hacia las mujeres, el consentimiento en este tipo de situaciones…

Críticas a la politización

Hemos tenido al país pendiente, creyendo en nosotras. No nos van a arruinar este momento. En el avión teníamos internet, pero no hemos hecho caso de lo que se decía. Somos muy felices por lo que hemos logrado y dado a España, no va a ser un momento agridulce”, reflexionó otra compañera. 

Con todo, varias de ellas mantienen su descontento por la politización” de un hecho histórico. “¿A dónde vamos a llegar? Es un momento de celebración. Dejémonos de tonterías. Lo que verdaderamente importa es que somos campeonas del mundo, y eso no lo va a empañar nadie”, concluía una de las 23 de Vilda. 

Contacto con Hermoso

Estas declaraciones durarían poco, principalmente por la actitud mantenida de Rubiales en la Asamblea que convocó el viernes, 25 de agosto, en la que principio iba a dimitir, cosa que no hizo.

A ojos de las jugadoras no fue necesario que arrojara ciertas acusaciones a su compañera de equipo, lo que dio origen a un cruce de comunicados que finalmente ha terminado en un cese temporal de Rubiales como presidente y en una apertura de diligencias de la Fiscalía por un posible delito de agresión sexual contra él.

Lo que se desconoce por el momento es si Casa real, y en concreto, la reina Letizia se ha puesto en contacto con Jennifer Hermoso para mostrarle su apoyo y preguntarle por su estado anímico.

Letizia, molesta porque el episodio de Rubiales haya apagado la buena imagen que ofreció la Casa Real en Australia.

Una información de Confidencial Digital :: Últimas noticias – Casas reales

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More