Diario Patria
CASA REAL

Leonor se ha revelado en la Academia de Zaragoza como una tiradora excepcional


  1. Estrategia de comunicación
  2. Tres momentos
  3. Duro entrenamiento
  4. “Estás muerta”
  5. Borbón Ortiz
  6. Con el fusil HK G-36
  7. Su padre, el rey, orgulloso
La princesa Leonor, durante la instrucción militar en la Academia General Militar, de Zaragoza.

El paso de la princesa Leonor por los campos de entrenamiento de la Academia General Militar de Zaragoza ha dado una sorpresa inesperada: la heredera se ha mostrado como una tiradora excepcional por su puntería. Así lo han comprobado instructores y mandos.

Se trata de una circunstancia que no se ha dado a conocer públicamente, pero que Confidencial Digital ha podido confirmar en fuentes con acceso al entorno de su padre, el rey Felipe VI.

Estrategia de comunicación

Frente a la reserva mantenida hasta ahora con las hijas de los reyes, La Zarzuela ha puesto en práctica con Leonor una nueva estrategia de comunicación, consistente en facilitar a los medios imágenes (fotografías y vídeos) de los últimos acontecimientos que ha protagonizado la princesa, empezando por su estancia en la Academia General de Zaragoza.

Una unidad de la propia Casa del Rey, integrada por un fotógrafo y un equipo de vídeo, se ha ocupado de recoger, de la forma más discreta posible, los principales momentos del paso por el centro de formación militar, que después se han suministrado a todos los medios, donde han tenido una acogida muy favorable, además de merecer una gran difusión.

Tres momentos

Tres momentos principales han centrado el ‘reportaje gráfico’ en la Academia General elaborado por La Zarzuela. El primero fue la llegada de Leonor a Zaragoza, de paisano y con una maleta, acompañada de sus padres. Hubo imágenes de la despedida a la puerta del centro y, ya dentro, del encuentro con sus compañeros para la entrega de la ropa.

El segundo fue el exigente entrenamiento a que se someten, durante una semana completa, los alumnos recién ingresados, en el campo de maniobras de San Gregorio.

El tercer episodio relevante fue la imposición de la boina roja y la entrega del sable de cadete, a cargo de alumnos de segundo curso.

Duro entrenamiento

Durante las dos primeras semanas en la Academia, Leonor participó, con el resto de alumnos, en actividades tan diversas como marchas, recorridos topográficos, ejercicios de tiro con fusil de asalto y pistola en simulador, ejercicios de fuego real con diversas armas individuales y colectivas, paso de pista de combate, instrucción individual del combatiente, etc., todo ello en ambiente tanto diurno como nocturno, y con las condiciones climatológicas que se daban en cada momento.

Se añadieron prácticas de tiro, ejercicios de guerrilla, cruzar la piscina, llevando encima toda la impedimenta, y el paso, arrastrándose, por una pista con alambres de espino.

Las imágenes difundidas por La Zarzuela sobre el entrenamiento y ejercicios en el campo de maniobras muestran a la dama cadete Borbón Ortiz (es el identificativo que luce en la camisola) con uniforme de campaña, pasando por zonas encharcadas y reptando bajo alambre de espino.

“Estás muerta”

El paso de la pista de combate consiste en que, vestidos con uniforme de campaña, con una mochila al hombro, con casco, botas y guantes, y el fusil reglamentario, el HK G36, los alumnos apuntan con el arma, cubriéndose en muros, de pie, y tumbados, protegiéndose en inclinaciones del terreno, para evitar convertirse en una ‘baja’ al quedar al descubierto y al alcance del ‘enemigo’.

Entonces se produjo el momento, relatado por ECD, al escucharse el grito “Borbón, estás muerta”, dado por uno de los cadete durante un enfrentamiento militar por grupos, cuando descubrió a princesa Leonor que estaba en ‘descubierto’, es decir, al alcance del enemigo. Situaciones parecidas se repitieron con unos y otros protagonistas.

Borbón Ortiz

Sobre el apelativo “Borbón” utilizado, en ambientes colectivos, singularmente militares, es común denominarse unos y otros por el apellido, y dirigirse de esa forma a los compañeros. Entre sus compañeros, Leonor es “Borbón”, como otros son llamados González, Pérez o Fernández.

En su caso, el nombre que figura en la “galleta” (el rótulo que puede verse en la parte superior izquierda de la camisa) es Borbón Ortiz, al contrario de lo que ocurrió en el pasado con su padre, que lucía exclusivamente el primer apellido. En este caso, la princesa ha querido que aparezca también el de su madre.

Según el relato publicado sobre el saludo de un grupo de compañeros en la recepción de la Fiesta Nacional, la frase que se ha reproducido es: “Borbón, qué guapa estás”. Un comentario que derivó en especulaciones sobre una particular amistad de la princesa con ese cadete, que en realidad ya tiene novia.

Con el fusil HK G-36

Las prácticas de tiro en la Academia las realizó Leonor con el fusil reglamentario, de dotación en el Ejército español, el HK G-36, un arma de calibre 5,56 mm,

Y en esas prácticas ha sido donde la princesa Leonor demostró una excepcional puntería, algo que se desconocía en su propio entorno.

Su padre, el rey, orgulloso

La víspera de la jura de bandera de Leonor en Zaragoza, el rey se reunió a cenar con un grupo de amigos, sobre todo compañeros del Colegio Rosales, en el restaurante madrileño La Castela, situado junto al parque del Retiro. Un establecimiento con más de 30 años de experiencia y comensales tan conocidos como Michelle Obama o Harrison Ford, entre otros.

El dato de la singular habilidad de Leonor en la práctica del tiro ha circulado, en ámbitos restringidos, porque el propio don Felipe lo ha comentado a su entorno más cercano, orgulloso de esa especial, y desconocida hasta ahora, capacidad de su hija mayor y heredera.

La princesa Leonor, durante la instrucción militar en la Academia General Militar, de Zaragoza.
La princesa Leonor, durante la instrucción militar en la Academia General Militar, de Zaragoza.

Una información de Confidencial Digital :: Últimas noticias – Casas reales

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More