Diario Patria
CASA REAL

La princesa Leonor ha comenzado a manejar el fusil HK G-36 en la Academia Militar de Zaragoza


La princesa Leonor ha comenzado a manejar el fusil HK G-36 en la Academia Militar de Zaragoza.

La princesa Leonor, junto al resto de cadetes de reciente incorporación en la Academia General Militar de Zaragoza, ha comenzado a familiarizarse ya con el armamento individual y la topografía. El Mando de Adiestramiento y Doctrina ha distribuido imágenes de los primeros días de instrucción de los recién llegados, aunque no ha incluido fotos de la heredera.

Hasta el momento, el hermetismo sobre la actividad de la hija de los reyes ha sido la tónica general desde que llegó a Zaragoza hace justo dos semanas. Apenas ha trascendido una salida de la princesa de Asturias por la ciudad, el pasado domingo, concretamente a un bar de la capital aragonesa junto a algunos de sus compañeros.

Pero ahora, según ha podido comprobar Confidencial Digital, el Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC), encargado de dirigir el proceso de enseñanza de los grupos de jóvenes que se alistan en el ejército, acaba de difundir en su cuenta de Twitter una recopilación de fotografías de los nuevos cadetes durante su “intenso programa de instrucción”.

Carrera todas las mañanas

Como alumnos de nuevo ingreso que son, Leonor y sus compañeros han pasado ya por la “Fase de Acogida, Orientación y Adaptación a la Vida Militar”, de dos semanas de duración, y se disponen ahora a comenzar el “Módulo de Formación Militar Básica”. Los cadetes han dedicado las primeras semanas en la Academia General Militar a la formación física más que a la académica.

La princesa de Asturias ha realizado cada mañana, junto al resto de compañeros, carrera continua de varios kilómetros por el recinto de la academia. Ha aprendido a formar, a saludar a los superiores, a desfilar, a manejar y disparar con fusil…

Las primeras prácticas de tiro

En los primeros meses en Zaragoza, Leonor aprenderá (entre otras habilidades) a manejar el fusil, a cargarlo, a disparar, a limpiarlo… Primero le enseñarán tiro estático, antes de comenzar a participar en ejercicios más complejos.

Estas prácticas suelen llevarse a cabo en el Centro Nacional de Adiestramiento ‘San Gregorio’, situado junto a la academia. Y no está exento de riesgos. Aunque se toman medidas de seguridad, se han producido algunos sucesos luctuosos.

En septiembre de 2021 falleció en el campo de ‘San Gregorio’ un alférez de 4º curso, y además hubo cerca de una decena de evacuaciones por el calor y la humedad. Varios alumnos tuvieron que ser ingresados en un hospital.

El fusil HK G-36 descargado

Según ha podido comprobar ECD, Leonor y el resto de cadetes de reciente incorporación en la Academia de Zaragoza han comenzado a manejar el fusil HK G-36 como primer paso para su adaptación a las armas.

Han podido manipularlo con sus propias manos, aunque fuentes militares conocedoras de los ejercicios apuntan, observando las imágenes que circulan, que los cargadores de los fusiles se encuentran vacíos.

Es lo normal. Explican que los alumnos suelen comenzar la instrucción aprendiendo únicamente las posturas. Se trata de habituarse primero al arma, a su peso, longitud… para, dentro de unas semanas, cuando hayan adquirido más experiencia y soltura, empezar a disparar fuego real.

Arma de dotación en el Ejército

El Heckler & Koch G36 (Gewehr Model 36) es un fusil de asalto de calibre 5,56 mm diseñado por la empresa armamentística alemana Heckler & Koch durante la década de 1990 como sustituto del fusil HK G3.

Sigue siendo el arma de dotación del ejército alemán, pero existe un concurso de sustitución en proceso. Actualmente sigue siendo el arma de dotación principal en las Fuerzas Armadas de España y en el Ejército de Lituania, entre otros usuarios. Además lo emplean un gran número de unidades de operaciones especiales de diversos países.

El fusil dispara el cartucho estándar 5,56 x 45 OTAN con una cadencia máxima de 750 disparos/minuto. Puede disparar en modo semiautomático o automático, para lo cual cuenta con una palanca selectora sobre el disparador.

El mecanismo de disparo es accionado por gas, teniendo un cerrojo con cabezal rotativo en vez del sistema de rodillos retardados (a cerrojamiento semirrígido) usados previamente por la HK en el HK G3.

Fiable sin necesidad de limpiarlo

Este fusil usa un sistema de pistón de gas de recorrido corto, que mantiene el cajón de mecanismos muy limpio y libre de encasquillamientos, consiguiendo un fusil capaz de disparar decenas de miles de cartuchos sin necesidad de limpiarlo.

Esto representa una ventaja respecto al complicado M16, que causaba muchos fallos en sus primeros años y el cual aún hoy requiere de una limpieza meticulosa para que funcione de forma fiable.

Se trata de un arma ligera

Siendo un arma ligera, el G-36 puede configurarse como fusil de asalto, carabina compacta, carabina o ametralladora ligera. Ampliamente probado y usado por numerosas fuerzas armadas en todo el mundo, el G-36 también es empleado por diferentes cuerpos policiales.

Los fusiles G-36 utilizan cañones de 480 mm con ánima cromada, hechos de un acero especial forjado en frío según un proceso especial de HK para alcanzar una larga vida útil y mantener su precisión.

Las principales piezas del arma (cajón de mecanismos, conjunto del gatillo, culata, guardamanos y asa de transporte) están hechas de polímero a prueba de corrosión y refuerzo de acero.

Esto reduce el peso sin perder resistencia, durabilidad y firmeza. Los cargadores también están hechos de polímero translúcido de alta resistencia, pudiendo unirse en parejas mediante resaltes y entalles.

El sistema de recarga accionada por gas del G-36 no dirige el hollín al interior del arma, como en el caso de otros fusiles que emplean el mismo sistema. Esto asegura una operación fiable incluso después de haber disparado miles de cartuchos y no haber limpiado el fusil. Las piezas de polímero pueden limpiarse fácilmente con soluciones a base de agua, o simplemente con agua.

En la parte superior del cajón de mecanismos del G-36 se pueden instalar una variedad de sistemas de puntería, incluyendo la Mira de Combate Dual (combinación de una mira réflex de “punto rojo2 y una mira telescópica de 3x aumentos). En el cajón de mecanismos también se puede instalar un riel Picatinny en forma de arco, para montar cualquier tipo de mira telescópica o alza mecánica.

Entrenamiento físico antes de ingresar

Tras graduarse en el UWC Atlantic College y volver a España, la hija mayor de los reyes Felipe y Letizia se ha estado preparando para ingresar en la Academia General Militar.

No tuvo que someterse al proceso de selección, como el resto de aspirantes, ya que su paso por las academias de oficiales fue regulado por real decreto del Consejo de Ministros, al entenderse que es necesario que la futura reina, que será capitán general de Tierra, Armada y Aire, se forme como militar con un programa adaptado a sus circunstancias.

Pese a ello, Leonor ha estado este verano entrenándose para llegar a la academia de Zaragoza en buena forma física. Tal y como se contó en estas páginas, los reyes, pero particularmente la reina Letizia, se implicaron para que la princesa llegara a esta etapa militar en la mejor forma física posible.

El objetivo era que estuviera a la altura de los ejercicios y pruebas que deberá realizar. También se prestó atención a otros aspectos, como su dieta.

Una dieta equilibrada

Una vez concluida su etapa en el UWC Atlantic College de Gales terminó cualquier “libertad” para evitar, por ejemplo, seguir un régimen de comidas equilibrado. Hay que recordar que, desde que regresó a España, la heredera retomó en parte la vida social que tuvo que cortar por encontrarse lejos de su familia y amistades.

En ámbitos de la Zarzuela se escuchó que, al no haber tenido supervisión diaria y continua de sus padres, la princesa se había llegado a permitir cierta libertad a la hora de realizar planes que resultan normales para su edad. Pero eso, aseguran, fue “erradicado” casi por completo desde que volvió a Madrid.

“Aunque estuviera en un colegio interna, la vida en Gales para ella era diferente. No vivía en otra dimensión, pero sus funciones institucionales estaban lejos de hacerse realidad, y eso ahora en cierta manera, le agobia”, apuntan estas fuentes.

En la Casa del Rey se propusieron poner remedio y que la heredera no tuviera problemas a la hora de adaptarse al centro y a sus entrenamientos.

La princesa Leonor, en la Academia General Militar, de Zaragoza (Foto: Casa del Rey).
La princesa Leonor ha comenzado a manejar el fusil HK G-36 en la Academia Militar de Zaragoza.

Una información de Confidencial Digital :: Últimas noticias – Casas reales

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More