Diario Patria
CASA REAL

La intención oculta por la que el rey Juan Carlos I asistió a la boda de Martínez Almeida


Días después de celebrarse la boda de José Luis Martínez-Almeida y Teresa Urquijo Moreno, la experta en Casa Real, Pilar Eyre, ha desvelado algunos de los secretos del enlace hasta ahora desconocidos, relacionados con el rey Juan Carlos I, la reina Sofía y el resto de la familia del rey Felipe VI que también acudió a la que han definido como ‘la gran boda del año’.

La periodista ha comentado que la asistencia del Emérito a la boda de Martínez-Almeida no fue algo casual si no que tenía una clara intención oculta. Además, ha explicado que Juan Carlos I no era tan familia directa de la abuela de la novia, Teresa de Borbón-Dos Sicilias y Borbón-Parma, como se pensaba.

Pilar Eyre ha asegurado que la presencia del rey Juan Carlos I, así como el que se le viera con sus dos hijas, la infanta Cristina y la infanta Elena, y con sus nietos, fue toda una declaración de intenciones para enviar un mensaje claro a los españoles.

Pilar Eyre explica que el rey Juan Carlos no era familiar tan directo de Teresa Urquijo

La periodista Pilar Eyre ha comenzado destapando una de las mentiras que se han dicho sobre la asistencia del rey Juan Carlos I: “En esta boda se ha dicho que han invitado al rey Juan Carlos I, a su hija Elena y a Cristina, que fueron con sus hijos, porque son parientes muy directos, muy cercanos a la familia de la novia [Teresa Urquijo]. Bueno, pues sí es cierto que don Juan Carlos es primo de la abuela de Teresa, de la novia, pero ni siquiera es primo hermano completo porque los padres la madre de Don Juan Carlos y el padre de la abuela en realidad eran medio hermanos porque eran de dos matrimonios distintos. O sea, que tampoco eran primo hermanos sino medio primo hermanos”, ha señalado en su canal de Youtube ‘Al aire de Pilar Eyre’.

La experta en Casa Real ha continuado explicando: “Tan cercano este parentesco no era hasta el punto de que yo he estado estudiando e investigando cuántos parientes en este mismo grado tiene Don Juan Carlos y cuando he llegado al número 100, la verdad es que me he cansado y no he proseguido mis investigaciones”.

Después, Pilar Eyre ha añadido: “Entonces, esta cercanía y este parentesco tan cercano, ya veis que no existe, que es un pariente lejano. Y si fuera realmente por este parentesco, también hubieran invitado a la hermana de Don Juan Carlos, a la infanta Margarita y a su marido, el doctor Zurita. Tampoco han invitado a los hijos de Doña Margarita ni han invitado a los hijos de Doña Pilar, ya sabéis que falleció su hijo [Fernando Gómez-Acebo] hace poco tiempo, pero también les podían haber invitado”.

La única hija de la infanta Pilar a la que pudimos ver fue a Simoneta Gómez-Acebo, hermana de Fernando Gómez-Acebo, que falleció el pasado 1 de marzo a los 49 años, cuya misa funeral se celebró el lunes, y supuso el reencuentro entre el rey Juan Carlos I y el rey Felipe VI, que acudió con su mujer, la reina Letizia. En la celebración de la boda, se pudo ver a Simoneta sentada entre la reina Sofía y el rey Juan Carlos I.

El rey Juan Carlos, la infanta Elena, sus hijos, Froilán y Victoria Federica, la infanta Cristina y su hijo Juan Valentín en la boda de Martínez Almeida y Teresa Urquijo(Europa Press)

La intención oculta por la que asistió el rey Juan Carlos I a la boda de Martínez-Almeida

Pilar Eyre ha desvelado el verdadero motivo por el que asistió a la boda el rey Juan Carlos I. “Yo creo que había una especie de ‘conspiración’ para que Don Juan Carlos apareciera por primera vez posando con sus hijas y con sus nietos, con el ala Juan carlista de la familia como diciendo ‘hay familia real en España’. Además, él tenía gran interés realmente en salir en las fotos. Primero ha llamado al alcalde para posar juntos luego ha sido él el que le ha dicho a sus hijas ‘bajad bajad’”.

La experta en Casa Real ha continuado explicando cuál era la intención oculta del rey Juan Carlos I. “Tenía gran interés en que en que hubiera constancia de que hay una familia real unida, que esto que hablamos nosotros de familia desestructurada, de que están todos peleados y que no se tragan, que no es verdad, porque ellos se llevan muy bien realmente. Se le veía muy orgulloso de estar con sus hijas y con sus nietos”.

Además, también se pudo dar un baño de masas y se le vio emocionado por la cálida acogida que tuvo a su llegada a la iglesia. “Al bajarse del coche, le aplaudieron y vitorearon ‘viva Don Juan Carlos, viva el Rey’. Fue un baño de masas. Yo creo que hasta se emocionó”. “Él está bien de salud pero lleva una vida que no deja de ser solitaria y esto de tener este baño de masas y creer que el pueblo español lo está aclamando, pues yo creo que le debió emocionar bastante”.  

“Pues esa imagen del rey Juan Carlos como diciendo, ‘ves estos son mis poderes, yo tan mal no lo debo haber hecho cuando tengo esta familia’. Pues la verdad es que creo que para ellos es un triunfo. Es un triunfo para Don Juan Carlos que en la boda estaba muy contento”.

Una información de Vozpópuli

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More