Diario Patria
CASA REAL

Herráiz: “El discurso de Felipe VI en su proclamación fue una declaración de intenciones que ha cumplido” – Monólogo de Antonio Herráiz



Muy buenos días. Desde las seis, te venimos acompañando en ‘La Mañana de Fin de Semana’ que llega con el estreno ilusionante de la Selección en la Europa de Alemania. 3-0 frente a Croacia y que mira a la semana que estamos a punto de estrenar con varias citas relevantes.

El martes se reúne la junta de fiscales de sala que va a abordar la aplicación de la amnistía en medio del manoseo, como brazo ejecutor del Gobierno, del fiscal general Álvaro García Ortiz.

Semana que mira también a Cataluña, donde se intensifican los contactos para formar Gobierno. Esquerra juega a dos bandas, con el PSC y con Junts, y Salvador Illa admite ya lo de la financiación singular, aunque los separatistas quieran más. Lo que pretenden es un concierto económico similar al que tienen País Vasco y Navarra. Un concierto que deje a Cataluña fuera del régimen común en el que sea la Generalitat la que recaude todos los impuestos a través de una Agencia Tributaria propia.

Pero el protagonismo de la semana no lo va a acaparar ningún político. Hay un sonido que durante esta próxima semana lo vas a escuchar en más de una ocasión. En su momento fue toda una declaración de intenciones que se ha terminado cumpliendo. Ese instante nos lleva a un mes de junio de hace justo diez años. En concreto al día 19, que en 2014 cayó en jueves. No era un día cualquiera. Era la proclamación de Felipe VI ante las Cortes Generales en un acto solemne en el que se presentó como un nuevo rey al frente de una institución que exigía cambios.

Una monarquía renovada para un tiempo nuevo. Era el mensaje que dejaba Felipe VI tras la abdicación de su padre, el rey Juan Carlos, en un relevo que en ese momento fue modélico. Lo fue en todos los departamentos que conforman la casa del rey y lo fue también en las Cortes. Se habla mucho de la transición, de los pactos del 77, del 78…, pero lo que ocurrió hace justo diez años también fue un auténtico pacto de Estado.

Y ahí contribuyeron a partes iguales el PP y el PSOE, aunque es verdad que Alfredo Pérez Rubalcaba tuvo un papel destacado. Entonces estaba de retirada en la dirección de su partido tras la debacle socialista en las elecciones europeas de hace diez años; Y Rubalcaba conocía la decisión del rey Juan Carlos de abdicar y en lugar de convocar una gestora justo después del desastre electoral, decidió quedarse un mes y medio más, y controlar el PSOE hasta que se consumara la abdicación.

Una información de RSS – Noticias de COPE

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More