Diario Patria
CASA REAL

El futuro de Dinamarca tras la abdicación de la reina Margarita






Trine Villemann es una periodista y escritora danesa experta en temas de realeza. Su padre fue guardia real, y sus libros sobre la monarquía han sido best sellers, empezando por ‘1015 Copenhagen K’, que ahora se reedita. Con su marido, Malcolm Brabant, veterano corresponsal de la BBC, ha escrito y producido también documentales galardonados a nivel internacional.

Ahora, tras la abdicación del pasado 31 de diciembre de la reina Margarita II de Dinamarca, la periodista danesa se sienta con RTVE para analizar el futuro de su país.

Pregunta: De su libro ‘1015 Copenhagen K. La familia política disfuncional de Mary’, se deduce que la reina Margarita II entendía la monarquía como una misión de por vida. ¿Qué la ha llevado a esta abdicación sin precedentes en la dinastía más antigua en el trono de más de mil años?

RESPUESTA: La reina Margarita siempre ha creído que su posición le fue concedida por Dios. Cuando firma las leyes lo hace como “Reina Margarita II de Dinamarca, por la gracia de Dios”. Durante 52 años ha dicho repetidamente que ella nunca, jamás, abdicaría. ¿Qué ha pasado? Yo creo que tiene que ver con su salud. Se sometió a una operación quirúrgica muy compleja de espalda el pasado mes de febrero, aunque creo que hay más que eso. Si solo fuera porque no es capaz de subir y bajar escaleras, o estar de pie mucho tiempo, habría encontrado otras maneras de solucionarlo.

P: La reina Margarita ha hecho coincidir su abdicación con una fecha simbólica, la muerte de su propio padre.

R: Ella siempre fue una niña de papá, la hija favorita del rey Federico IX. Estaban muy unidos. En Dinamarca todos nuestros reyes se han llamado o Christian o Federico. El hijo mayor de Margarita tendría que haberse llamado Christian, pero ella rompió la cadena y le puso el nombre de su querido padre.

P: “¡Larga vida al Rey Mary!” De su libro parece intuirse un ligero, o no tan ligero, paralelismo entre la reina Ingrid y el rey Federico IX y la reina Mary y el rey Federico X.

R: ¡Bien visto! Sí, lo hay. El príncipe Federico se parece muchísimo a su abuelo. Ambos muy populares y considerados muy a la mano. Tiene una manera muy fácil y natural de entenderse con la gente. Lo mismo que su abuelo. Mary se ha modelado a sí misma copiando a la reina Ingrid. A la reina Ingrid se la conoce como “la autora de la monarquía moderna” en Dinamarca, porque ella fue la mano tras el cambio de Constitución que permitió que las mujeres accedieran al trono.

Mary ha mostrado de muchas el mismo talento y habilidad. Yo me atrevería a decir que Federico no sería nadie sin la fuerza y la lealtad que ella ha proporcionado, tanto a él como a la monarquía todos estos años.

P: ¿Cómo ha evolucionado “la familia política disfuncional de Mary” en la última década?

R: La familia real danesa es disfuncional de muchas maneras. Margarita fue una madre muy ausente, fría y distante. Su marido, el príncipe Henrik, era estricto, algunos incluso dirían que brutal por sus técnicas de crianza. Una experiencia de infancia muy parecida a la del rey Carlos III. También ha habido divorcios, velocidad, incluso violando la ley, y en los últimos años tensiones entre Federico y su hermano pequeño, el príncipe Joaquín, de una manera muy pública. Muy similar a la situación de los príncipes- ingleses Guillermo y Enrique, aunque Joaquín nunca jamás escribirá un libro aireando sus secretos y los de su familia.

P: Federico X es campechano como su abuelo, pero de su libro transpira que es un Hamlet del siglo XXI. Muy amado por los daneses, según las encuestas.

R: Tiene índices de aceptación muy grandes, pero Mary todavía más. Sí, a veces parece un poco como una figura trágica. Siempre ha temido su futuro y aunque en los últimos años haya dicho que ahora se siente cómodo con el hecho de que va a convertirse en rey, yo creo que todavía tiene miedo. Es un buen hombre atrapado en una posición que nunca quiso y para la que no está correctamente pertrechado.

P: “Mary Donaldson también se casó con un anacronismo”, el de la monarquía en el siglo XXI, escribe usted en su libro, en el que se declara, sin embargo, monárquica. La danesa es la monarquía más antigua, y el país está entre los más desarrollados. ¿Cuáles son los desafíos para los nuevos reyes?

R: Federico tiene que demostrar que puede hacer su trabajo. Prodigarse no solo en las cosas que le gustan, sobre todo los deportes. Y no meterse en líos o dejar de hacer viajes a Madrid (Trine guiña el ojo).

P: Desde que la reina subió al trono en 1972-1973, hasta hoy, Dinamarca se ha trasformado totalmente. De la crisis del petróleo el país ha salido convertido en una potencia en energía verde.

R: No, no creo que tenga nada que ver. El nivel impresionante de Dinamarca en temas de energía verde y soluciones de energías sostenibles no tiene nada que ver con el hecho de que seamos una monarquía.

P: Usted describe la monarquía de Margarita II como una obra de arte en el sentido de que combina el deber con el misterio. El quid de la institución. ¿Cómo se imagina la de Federico X?

R: Puede ser accidentada si no aprende a controlar al niño travieso que solo quiere salir a jugar. Pero es muy afortunado por tener a Mary a su lado. Ella va a detentar el poder detrás del trono. Sin embargo, la monarquía danesa es como todas las otras europeas. Solamente a un escándalo del verdadero problema: mire al príncipe Andrés, y mire al rey Juan Carlos de España.

Una información de Casa Real

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More