Diario Patria
CASA REAL

Discurso del Rey 2023 | Las mejores frases del monarca






El rey Felipe VI ha reinvindicado en su tradicional mensaje de Navidad la Constitución y lo ha hecho con un discurso lleno de frases clave, varias de ellas referidas a la convivencia, otras a “los errores” en la historia de España. También ha hecho un llamamiento a la “unidad” y a la “responsabilidad” de las instituciones del Estado y ha abordado el futuro del país y de las jóvenes generaciones.

En sus cerca de 12 minutos de intervención, estas han sido las diez frases clave:

“El mejor ejemplo de unión y convivencia entre españoles”

Una de las palabras que más veces ha nombrado el rey en su intervención, después de la Constitución, ha sido la convivencia: “La Constitución que la Princesa de Asturias juró el pasado 31 de octubre ha estado presente ininterrumpidamente en nuestras vidas. Y es sin duda, el mejor ejemplo de unión y convivencia entre españoles. No podemos olvidar que uno de nuestros grandes activos en democracia es precisamente, esa convivencia basada en sentimientos compartidos y en la búsqueda común de la prosperidad y el bienestar de todos”.

“Consensos básicos y amplios”

En el mensaje navideño del rey hay varios llamamientos a la “unión“, el primero de ellos con una defensa de los “consensos básicos y amplios”. “En España todo ciudadano tiene derecho a pensar, a expresarse y defender sus ideas con libertad y respeto a los demás, Pero la democracia también requiere unos consensos básicos y amplios sobre los principios que hemos compartido y que nos unen desde ahce varias generaciones. Y esa unión, que tiene profundas raíces históricas y culturales, debe descansar sobre todo en los valores que rigen toda convivencia democrática: la libertad, la justicia, la igualdad, el pluralismo político”.

División que “abrió heridas, fracturó afectos y distanció a las personas”

Más adelante, el rey Felipe VI hace de nuevo referencia a la Carta Magna como la herramienta que hizo posible “superar la división” con estas palabras: “Gracias a la Constitución logramos superar la división, que ha sido causa de muchos errores en nuestra historia; que abrió heridas, fracturó afectos y distanció a las personas. Superar esa división fue, por tanto, nuestro mayor acierto, hace ya casi cinco décadas”.

“Fuera del respeto a la Constitución no hay convivencia ni democracia posibles”

El eje central de su discurso ha sido la Constitución, a la que se refiere como “el mayor éxito político de nuestra reciente historia” con estas palabras: “Nuestra Constitución que ha sido el mayor éxito político de nuestra reciente historia, y que supuso la culminación de un proceso que mereció una admiración y reconocimiento internacional extraordinarios”.

El monarca insiste en su defensa de la norma fundamental a medida que avanza su discurso y lo hace de manera todavía más clara: “Quiero reivindicar la Constitución, no solo como valor democrático de presente y futuro, sino también como instrumento y garantía imprescincible para que la vida de los españoles pueda seguir discurriendo con confianza, con estabilidad, con certidumbre”.

No solo eso, sino que Felipe VI añade un poco más adelante en su discurso que “fuera del respeto a la Constitución no hay convivencia ni democracia posibles, no hay libertades sino imposición, no hay ley sino arbitrariedad”.

Cada institución, “debe ejercer las funciones que le estén atribuidas”

Una de las menciones del rey a las insituciones era una referencia clara al bloqueo del Poder Judicial tras más de cinco años en funciones por la falta de entendimiento entre PSOE y PP: “Para abordar ese futuro, todas las instituciones del Estado tenemos el deber de conducirnos con la mayor responsabilidad y procurar siempre los intereses generales de todos los españoles con lealtad a la Constitución. Cada institución, comenzando por el rey, debe situarse en el lugar que constitucionalmente le corresponde, ejercer las funciones que le estén atribuidas y cumplir con las obligaciones y deberes que la Constitución le señala”.

“Respetar a las demás instituciones en el ejercicio de sus competencias”

A continuación el rey, que sigue refiriéndose a la importancia de las instituciones, entre ellas la del poder judicial, añade: “Debemos respetar también a las demás instituciones en el ejercicio de sus propias competencias y contribuir mutuamente a sus fortalecimiento y a su prestigio. Y finalmente debemos velar siempre por el buen nombre, la dignidad y el respeto a nuestro país”.

“Períodos de tragedia, silencio, aislamiento y dolor”

De nuevo, Felipe VI vuelve a referirse a la historia de España, a la importancia que ha tenido y a los períodos más difíciles, como la dictadura de Franco: “España ha tenido a lo largo de su historia, durante siglos, la responsabilidad de influir en el rumbo de la Humanidad. Como también ha atravesado períodos de tragedia, silencio, aislamiento y dolor. Pero el pueblo español los ha superado siempre; ha conseguido sobreponerse, sabiendo elegir su camino con fortaleza, y con el orgullo de los pueblos que son y quieren ser”.

“Tomar conciencia del gran país que tenemos”

Todo el discurso del monarca insiste en la unidad, también cuando se refiere al futuro del país y asegura que es una “obligación” garantizar “el “legado” de una España “unida”: “Deberíamos tomar conciencia del gran país que tenemos, para así sentirlo más y cuidarlo entre todos. Así podremos cumplir mejor con la obligación de la que hablé hace unas semanas en las Cortes: la de garantizar a las jóvenes generaciones el legado de una España unida, cohesionada, con voluntad de entendimiento y sólida en sus convicciones democráticas, cívicas y morales”.

La “unidad”, razón de “nuestros éxitos”

De nuevo, antes de terminar el discurso, el rey vuelve a hacer un llamamiento a la “unidad” de nuestro país que pone como “razón última” del progreso en la historia reciente: “La razón última de nuestros éxitos y progresos en la historia reciente ha sido precisamente la unidad de nuestro país, basada en nuestros valores democráticos y en la cohesión, en los vínculos sólidos del Estado con nuestras comunidades autónomas y en la solidaridad entre todas ellas, basada también en nuestra apertura al exterior con una profunda vocación iberoamericana y europea. Precisamente, España ha presidido el Consejo de la UE durante el último semestre, en el que se ha reforzado la unidad de Europa”.

“España seguirá adelante”

Casi al final de su intervención el rey asegura que España “seguirá adelante” y lo hace con estas palabras: “España seguirá adelante. Con determinación, con esperanza, lo haremos juntos; conscientes de nuestra realidad histórica y actual de nuestra verdad como nación. En ese camino estará siempre la Corona; no solo porque es mi deber como rey, sino también porque es mi convicción”.

Una información de Casa Real

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More